alfonso lanzagortaBEISBOL SIN VETO / Por Alfonso Lanzagorta
Gran personaje d ella crónica mexicana, abogado de profesión, combativo-combatido. Twitter @AlfonsoUnotv

DONDE SE COME, NO SE DEFECA

BEISBOL SIN VETO

Por: Alfonso Lanzagorta Ángeles

 

Vaqueros3 de Marzo de 2017- Desde siempre, nuestra pelota ha sido fiel reflejo de nuestro país: jamás ha sido de instituciones, siempre ha sido de caudillos. Eso es así desde aquellos tiempos de los que muchos se vanaglorian de un Jorge Pasquel que trajo grandes peloteros…..sin ir un poquito más allá de sus narices y preguntar de donde carajos sacaba Pasquel esas millonadas (capitalismo de cuates, siendo un “empresario” consentido de Miguel Alemán) y sin examinar como repartió el talento ni como desapareció Veracruz del mapa beisbolero porque los fanáticos porteños querían ver al Águila y de rojo, no a su Veracruz azul. En fin, el repartía el queso y de ser necesario, las madres de quien se opusiera, sabiendo que al que parte y reparte, le queda la mayor parte.

 

Continuó así nuestra liga en los cincuentas con el advenimiento del nuevo caudillo. Mucho menos nocivo quizá que el anterior y los posteriores, es multipropietario e incluso llega a subvencionar a aquellos clubes que batallan con las nóminas para que puedan concluir los campeonatos. Hay que decir en su favor que de alguna manera, no abusa pudiendo hacer que sus Tigres fueran como el Real Madrid de Francisco Franco en España acaparando la inmensa mayoría de los títulos. ¿Su nombre? Alejo Peralta y Díaz Ceballos.

 

A pesar de lo anterior, no hubo quien pudiera hacerlo entrar en razón ante varios abusos que cometió contra periodistas, a los que de acuerdo con varias versiones de la prensa de aquellos días, llegó a intimidar con usos muy poco ortodoxos y adecuados. Tampoco hubo quien le abriera los ojos sobre la conveniencia de tratar siquiera con algo de educación a los peloteros.  Por “no hablar con ignorantes” se acabó el cacicazgo del personaje por el soberbio desmadre que trajo consigo el conflicto de la ANABE.

 

Llega el momento en 1981 de que salte al ruedo “Camionerito de Córdoba” cuya faena incluye la multipropiedad y la pertinaz resistencia de respetar la ley en sus términos, buscando que los peloteros de doble nacionalidad, que precisamente por ministerio de la legislación aplicable son tan mexicanos como Usted o yo, no importando que pueda darse el caso de que no dominen el español, no pudieran jugar como tales.

 

Para ello, se envolvió en la bandera como Juan Escutia junto con los otros dos acaparadores del talento “nacional” (entendiéndose por tal según los reglamentos que ellos ponían por encima de la ley, nacido en México, firmado por ellos y controlable por ellos), para seguir siendo ellos quienes tenían controlada la LMB.

al1

 

El dinero público fue rampante (no como práctica suya ni de su patrón, al menos en la Ciudad de México, pero si en buena parte de la LMB) y los manejos cuestionables de ese dinero, que pertenece no a ellos para “desarrollar “ peloteros (pagado con dinero de otros, hasta yo desarrollo lo que Usted me pida, faltaba mas), sino a todos los mexicanos, resultaron la constante. Con los periodistas, ni hablamos.

 

A mi me mandó al corral del veto, indultado de trabajar en LMB desde marzo de 2011 y es día y hora en que, pese a que tal conducta CONSTITUYE UN DELITO (Si, se llama DISCRIMINACIÓN y está debidamente tipificado como tal en el Código Penal), nadie en la LMB se atreve a contratarme. No importa, prefiero ser toro bravo y de Miura que agachón de Teófilo Gómez, La Estancia y créalo o no, de La Punta de la familia Elguero, otrora los más bravos del país, pero cuya ganadería, igual que la otrora poderosa ICA de los Quintana, hoy no vale mucho que digamos. Ya sabe usted, las malas decisiones llevan a aquello de “Rico el abuelo, el padre caballero y el nieto pordiosero”.

 

La fiesta de los toros puede ser o no de su agrado, pero le voy a contar una historia que explica rápidamente porquè cuando no hay alguien que detenga intereses malsanos en los espectáculos, estos sufren descréditos impresionantes de los que rara vez se levantan.

 

En junio de 1983, salieron a flote las investigaciones y consecuente ACTUAR y acusaciones de la Comisión Taurina del Senado Español. Entre otros, el empresario de la plaza de Madrid, Manuel Martínez Flamarique (Mejor conocido como “Chopera”), el ganadero Eduardo Miura y otros más, fueron sancionados y exhibidos públicamente. ¿El motivo?, poca cosa…..nomás “afeitaron” la cornamenta de 31 de 191 toros cuyos restos fueron examinados ante las suspicacias de arreglos.  Veamos ahora que carajos pasó con los toros en México…..Manolo Martínez y Eloy Cavazos  (¿remember “Borrachón” en 1974?) decidieron no asumir más riesgos que los necesarios. El campo bravo y los empresarios decidieron complacerlos, nadie metió las manos y el resultado es….que un torero mexicano triunfa en España, donde si evitaron los fraudes, las chapuzas, los cochupos y las chingaderas, cada año de gestas.

 

Regresando al béisbol, a últimas fechas un grupo de empresarios que se abrió la puerta a billetazos (en el buen sentido de la palabra), pues los anteriores detentadores del poder, si bien no los querían dentro y expulsaron a alguno en 2004, tuvieron que dejarlos entrar ante la escasez cada vez más dura de dinero público, buscaba al menos de palabra un mundo mejor.

al2

 Los dejaron entrar los poderes fácticos porque si querían 16 equipos, alguien tenía que pagar y cada vez menos goberladrones quieren ser los paganos. Ni modo, como los perros, solamente entienden a periodicazos y ya les han dado bastantes. No es que nuestros impresentables políticos sean buenos administradores, pero la mala prensa te parte toda la madre con miras a lo único que realmente les importa a esos enanos morales: LA PRÓXIMA ELECCIÓN.

 

El gran problema es que hay varios de estos empresarios de béisbol de nuevo cuño (los Arellano y Benavides Pape) que son propietarios de más de un equipo. Eso por no hablar de la hermandad (muy mexicana) Diablos-Oaxaca. Esto está prohibido por el béisbol de Ligas Menores.

 

Entiendo que a veces hay que ser flexibles. Si esa gente no tuviera más de un equipo, habría tres plazas menos. Yo lo preferiría así, pero muchos de los fanáticos NO ENTIENDEN que NO HAY QUE CONFUNDIR “más béisbol” CON MEJOR ESPECTÁCULO. Pero concedamos pues. La multipropiedad podría sobrellevarse mientras llegan otros posibles dueños con una pequeña modificación, que de paso serviría para arreglar TODO EL BEISBOL MEXICANO y para exhibir a los demás deportes profesionales, que seguramente, como pasó en Estados Unidos, terminarían por seguir al beis en la implementación de tal cambio.

al3

 

Parece mantra, pero siempre será mejor un ALTO COMISIONADO, independiente y con plenos poderes, que el enano presidente que tenemos en existencia en el béisbol y en el resto de los deportes profesionales en México.

 

El funcionario de marras debe nombrarse con base en un plan de negocios con metas medibles a cierto tiempo, DURANTE EL CUAL TENDRÁ PLENOS PODERES. Esos plenos poderes implican vender equipos aún en contra de la voluntad de sus dueños, el poder prohibirles operar sus equipos si no se portan bien (ya pasó en Estados Unidos ni más ni menos que con Marge Schott, dueña de los Rojos de Cincinnati y con George Steinbrenner, dueño de los Yankees). Sin poderes como estos, no hay quien pueda realmente tomar las decisiones que a veces se  necesitan en el mejor interés del espectáculo. Si se atreve, lo corre la sacrosanta y pendeja asamblea.

 

Es necesario que se obre así porque al igual que el béisbol de Grandes Ligas en 1920, la LMB enfrenta hoy un enorme descrédito. No solo por el affaire de los peloteros de doble nacionalidad, que tuvo que ser resuelto en un arbitraje sui generis por la National Association (cuerpo gobernante del béisbol ligaminorista), sino POR LOS GROTESCOS CAMBIOS ENTRE HERMANOS.

 

Este cuento no es nuevo. Recordarán el tristemente célebre cambio multitudinario (de camisetas, más que de jugadores) entre los Tigres, entonces capitalinos y los TIGRELOTES de los Dos Laredos, los cambios desiguales entre Chihuahua y Monterrey, muchos entre Oaxaca y el México y así podemos seguirle hasta llegar a los cambios realizados entre Laguna y Yucatán y más recientemente, entre Puebla y Monclova (esta última franquicia de los amores del dueño de ambas, que es descendiente del fundador de esa ciudad, Harold R. Pape).

 

Es a petición de muchos aficionados de Puebla, muy descontentos con un “cambio” que ve irse a Monclova 22 victorias en dos lanzadores de 3.50 o menos de efectividad en un parque brutal para el pitcheo como es el Hermanos Serdán, y a un bateador de la rentabilidad de Rubén Rivera por un pelotón de jóvenes de los que, hasta ahora, solamente Alex Félix tiene una efectividad de 3.50, 6 lanzadores más que están muy verdes, dos bateadores, de los cuales solo Daniel Sánchez se acerca a los 300 de porcentaje. Es así como completan el desmantelamiento de los Pericos campeones.

 

Un cambio así, solamente lo hubiera aprobado si me hubieran demostrado que se contratarán, por ejemplo, peloteros de doble nacionalidad cuyos números hicieran pensar que no estás encuerando a Pericos, que una ciudad como Puebla no se va a sentir justificadamente ofendida por una decisión de capricho del dueño, cuyo corazón está en Moclova. Nada tengo contra la noble afición Acerera, solo les pregunto….¿Y si a Ustedes les hicieran lo mismo no mentarían madres?

 

Entiendo que los empresarios, supuestamente con “visión de negocio” dirán: “Yo hago con mis jugadores lo que me da mi rechingada gana”. Si, de acuerdo. La propiedad desde los romanos lleva aparejados el ius utendi, el ius fruendi y el ius abutendi. El tema (y vean las fotos de Facebook que acompañan este artículo) es el legítimo enojo de la afición poblana.

 

Lea también el muy buen artículo del colega Claudio Martínez Silva, para que vea el tamaño de la “Choperada” de la LMB en este link: https://www.noticiasdelsoldelalaguna.com.mx/columna/rincon-beisbolero-9

 

Eso comprueba que puedes hacer con TUS JUGADORES lo que quieras, pero los aficionados no son tuyos y te pueden mandar DERECHITO A LA CHINGADA. Por eso, para evitar esta clase de movimientos que desguazan cual barco viejo a un equipo sin que nadie se atreva a meter las manos pese al descrédito en que cae el béisbol como espectáculo en las plazas en que esto sucede, es necesaria la figura de un Alto Comisionado. En Estados Unidos nació para DEVOLVERLE en su momento al juego la CREDIBILIDAD PERDIDA. ¿Qué opinan de los respectivos ultrajes (descritos en el artículo que cito, en las fotos que acompañan este artículo y en muchos otros) los fanáticos de Puebla y Laguna de la LMB?.....Francamente, dudo que le crean mucho. Manifiesto también mi más profundo respeto a la noble afición Yucateca, pero les hago también la misma pregunta que arriba hice a los monclovenses.

al4

 

Por esas y otras, mientras el béisbol mexicano, vamos, el deporte mexicano profesional en general no aprenda que DONDE SE COME NO SE CAGA, esto va a seguir siendo un augusto CAGADERO, sin la mínima posibilidad de mejorar.

 

Espero sus comentarios por Twitter en @Alfonsolanzagor (Si, también la cagada que me quiera Usted aventar, hay que ser plurales y este es un país libre) De esa se lleva uno mayor cantidad cuando decide como yo, ser voz de los sin voz. Servidos, aficionados poblanos y laguneros que airadamente me pidieron mi opinión al respecto. Nunca me ha temblado la mano para darla en sus términos.