josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

VALLE, A PUNTO DE INGRESAR A LOS RECORDS

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Koegel11 de Octubre de 2017- Buen inicio de temporada 2017-2018 en Mexicali, con los Águilas locales derrotando 7-6 a los Cañeros de Los Mochis en agradable encuentro en donde el receptor verde, Sebastián Valle, se quedó cerca de empatar el hito de conectar tres vuelacercas en un juego de apertura.

 

No decimos “record” porq1ue el término se ha devaluado, en la búsqueda de emular al béisbol de las Mayores, ahora en México han decidido hacer “marcas” de todo y por todo, absurdo afán de algunos por notoriedad y así “pasar a la historia”.

 

En el caso de Valle, el exprospecto ya radicando al 100 por ciento en el béisbol “casero”,  explotó en el “B-Air” con dos sonoros bombazos que sirvieron para que los verdes llegaran incluso a ponerse adelante en el marcador luego de que llegaron a tener cuatro carreras de diferencia abriendo el encuentro.

 

Curioso fue verlo más tarde en situación de dos en base sin out tocando la esférica para sacrificarse, situación que al final se tornó en intento fallido de los visitantes para empatar la pizarra. Los Cañeros dejaron las bases llenas sin poder anotar en esa octava entrada ante el buen relevo de Cody Winiarski, quien salió ileso a pesar de otorgar tres pasaportes.

 

Más allá de eso, inicio muy halagador de Valle quien reafirma ser un pelotero a quien la LMP sienta bien, así, a nivel Jugador Más Valioso.

 

Ya sabremos.

 

GRINGO- Tres jugadores han sido los que han sido capaces de conectar tercia de jonrones en un juego inaugural y de entre ellos, cabe destacar el paso de uno de ellos por la LMP. Nos referimos al norteamericano Peter Koegel, cátcher quien debutó con los Tomateros de Culiacán en 1971.

 

Pelotero fornido, alto, quien apenas con días de haber reportado al equipo lo mandaron de titular en el inaugural contra los Venados de Mazatlán en ese Octubre del 71. Choque celebrado en el estadio de los Venados, ya el “Teodoro Mariscal” y el derecho Koegel se lució atizando tres palos de vuelta entera en tan complicado escenario para el bateo.

 

Lucía como que el norteamericano despedazaría la liga, tomando en cuenta que ese año el rol de juegos constó de 74 juegos, pero Koegel terminó dando 15 (el líder del equipo fue el “Mini Trailer Larry Fritz, con 17. Pero lo más sobresaliente fue que aquella contratación rutilante de los guindas cometió la friolera de ¡27! pasboles en la campaña, eso sí que fue record.

 

El manager Rubén Amaro (QEPD) ya no sabía donde colocar a Koegel, lo intentó en primera y hasta los jardines pero desistió. Pelotero que era un terror para el contrario con el bat y un terror para su equipo con el guante.

 

RECUERDO- Mencionamos a don Agustín de Valdez y obligado el recuerdo al maestro, quien el pasado 10 de este mes de Octubre cumplió cinco años de haber fallecido.

 

Un Grande la crónica beisbolera, tal vez junto al Mago Septién los mejores que ha tenido México. Ícono de la excelencia, de la pasión al más alto nivel y pionero de la creación de rivalidades que aún persisten, sin  necesidad de redes sociales o del morbo mal ideado.

 

¡Siempre el recuerdo con afecto, respeto y admiración al gran maestro don Agustín de Valdez!

 

DECESO- Cuidando las maletas de los jugadores, sentado, reposado, así le llegó la muerte a Armando “Agujita” Sánchez, coach de los Naranjeros de Hermosillo y exsegunda base que tuvo sus buenos años en el béisbol mexicano

.

En su honor, el gran tributo de quien fuera su compañero durante tantos años con los Venados de Mazatlán, Juan José pacho, diciendo este que Sánchez había sido el mejor camarero con el que actuó durante su carrera profesional.

 

EL “Agujita” fue, sí, un buen defensivo, bateador más que regular y muy entregado a su carrera. En el recuerdo personal, aquellos años 81 y 82, posteriores a la huelga en la LMB cuando a Sánchez lo “levantaron” los apostadores que en ese entonces se dedicaban a “arreglar” juegos del béisbol de verano. Lo subieron a un Marquís de color negro, le dieron una vuelta y le quebraron dos costillas, todo por no aceptar amañar un choque de pelota.

 

Se vale el recuerdo para tan fino pelotero y tan digo profesional. Descan ser en paz.