josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

EL OBISPO AGITÓ LA CAPILLA

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Obispo16 de Agosto de 2017- Muy en su derecho Wirfin Obispo de celebrar lo que fue el out 27 del segundo juego de la serie de playoff entre sus Sultanes en contra de Acereros pero la celebración la hizo violentando, sin dolo intencional aparente, la regla no escrita de no burlarse del derrotado. El acto se hizo tema de controversia y ahora es asunto de morbo.

 

Caminando entre la supuesta lógica, los playoffs de la Liga Mexicana de Beisbol encuentran en este evento lo de mayor interés mediático. Reanudando las acciones en Monclova, el interés estaría centrado en cómo recibiría el aficionado de esa ciudad a Obispo, ciertamente que lejos de verse como persona grata. El presunto agravio, señas y gestos, fueron dirigidos al equipo pero el sector de seguidores del “ferrari del norte” los hizo suyos. Se anticipó el sonar de los tambores de guerra.

 

Pero para que el esperado coro de incordios se hiciera presente se necesitaría que Obispo se subiera a la loma y ello significaría, siendo Obispo el cerrador de los Sultanes, que su equipo estuviera en ventaja (igual si estuvieran empatados en la novena entrada o en extrainnings). Y estando la serie 2-0 en favor de los regios, no serían buenas noticias para los fans Acereros.

 

Uno desearía que el agua no llegue al río y que prive la cordura antes que buscar la catarsis yéndose encima del pelotero dominicano. Mejor que eso, que se haya apoyado a los locales desde el inicio del tercer juego y actuar la afición como elemento de presión.

 

Alrededor de todo esto, las grandes expectativas que crearon estos Acereros luego de que recién convertidos en “combo multipropiedad”, desvalijaron a los Pericos de Puebla y convertirse en “trabuco” que aún calificados, transitan con aires de que “algo” quedaron a deber. Ya sabremos.

 

RESTO- La única serie que cambió de sede empatada fue la de Toros de Tijuana y la de Rieleros de Aguascalientes, dando visos de que de y sea la serie que más se alargue, si es que Acereros no reacciona+.

 

Porque en los duelos de la zona Sur-400, se vio que poco hay para que Tigres y Bravos resurjan ante Pericos y Leones.

 

LÓGICO- No resulta ninguna novedad que en Monterrey, Tijuana y Yucatán se hayan registrado excelentes entradas en las dos primeras jornadas de postemporada. En dichas plazas, esa ha sido la constante. Lo mismo será en Monclova.

 

Los playoffs son la época en que el aficionado se acerca a los estadios y por eso en Puebla, Aguascalientes y hasta en Cancún seguro es que habrá nutridas asistencias. No es cosa de que en forma súbita haya crecido el amor por el béisbol, los números en rol regular así lo indican.

 

Esto hace más entendible el porqué del racional de los dos torneos al año: dos épocas de playoffs son platillo más que antojable para los clubes, más dinero así sea ofreciendo más de lo mismo y nada diferente.

 

FINANCIERAS- Nos compartieron la nota y por un momento esperamos mucho más de lo que entrega. Nota de El Financiero que habla de que al pelotero mexicano se le obliga a decidirse en 2018 de si jugar en verano o en invierno.

 

Desde que en el tercer párrafo se dice que Cesar Tapia es pitcher el interés por el escrito se va perdiendo.

 

Tal vez poco el espacio para que el periodista que labró la nota, este evadiera recuperar para el análisis al menos dos temas que giras alrededor de este asunto: los equipos LMB con capacidad de pagar un año completo de sueldo al pelotero así como lo relativo a la idiosincrasia del pelotero, dos aspectos que no se pueden pasar por alto.

 

Primero, ¿clubes como Campeche, Tabasco, Veracruz, Saltillo y Durango están en condiciones financieras como para cargar con este gasto anual? ¿Aceptarán a la primera las condiciones que les impone lo de los torneos de apertura y clausura del 2018?

 

Agregaríamos a lo anterior el hecho de que en todo caso, tendrían que aceptar que se les pagara su salario entre los cinco a los ocho meses por lo que en al menos cuatro a cinco meses tendrían que sobre llevar un período sin devengar salario alguno.

 

Lo otro tiene que ver con la idiosincrasia del pelotero mexicano. El doméstico, el que juega todo el año en su país, no tiene como cultura descansar sin hacer nada. Lo suyo es mantenerse en forma jugando pelota, no reposando. Descansar “haciendo adobes” es lo suyo. Son pocos los que lo aprovechan el receso para someterse al régimen de tras la “desintoxicación” del verano, iniciar período de acondicionamiento físico, gimnasio y labores inherentes a poder llegar en forma a la siguiente pretemporada.

 

¿Eso lo van a vigilar o a supervisar los equipos que les paguen todo el año?

 

Recuérdense casos como el de Vicente Padilla, el nicaragüense a quien Grandes Ligas le recomendaba reposo en invierno y ese tiempo de ocio lo hacía de agitada diversión.

 

En 2016, los Pericos decidieron pagar para que Orlando Lara no jugara invierno y este año quedó lejos de mostrar su mejor forma, tardó en tomar ritmo y hasta tuvo que trabajar en la Liga Norte de México, ya como parte de los Acereros de Monclova. “El descanso no le ayudó”, nos dijo alguien allegado a la directiva.

 

Recuérdese como simple antecedente.

 

LÁPIDA- La nota de “El Financiero” en mención, no deja de aludir al peregrino proyecto de una liga nacional, a la que algunos siguen aludiendo como si fuera el “santo grial”.

 

Mucho escrito sobre el tema, nos quedamos con lo que nos dijo un directivo: “es como todo negocio en el que te invitan a participar: si no te gustan los socios, no le entras”.

 

Eso puede y diga más que todas las elucubraciones al respecto.