NORMAL ARRANQUE DE LMB

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

Oaxa13 de Abril de 2017– Algo que se desea para la Liga Mexicana de Beisbol en su temporada 2017 es que se monten ya en la ola de la seriedad y se abandone el tono de la grandilocuencia. Ya no son tiempos para sostener mitos y mentiras de la cual algunos se aprovecharon y que resultaron ser, finalmente, factor del cisma de meses pasados.

 

Abrió la temporada de manera más que normal, sin magnificencias ni asombros que apenas alcanzaron a ver aquellos a los que urge defender su fuente de ingresos, sean éticos o no.

 

Lo que se vio durante las primeras serie de la campaña nos parece que serán las tendencias que costará mucho romper y algo de lo que en la víspera se anticipaba que sucederá en los meses por venir.

 

Se dejó ver que Acereros, Leones y Toros serán los favoritos, que tanto León como Durango traen roster débiles (aunque se enoje el gasolinero proscrito de las redes sociales) y qué equipos caminarán cual comparsas en los 108 juegos que restan.

 

Nada de lo que se vio es definitivo, ningún equipo está calificado o eliminado con todo y que en LMB lo que menos existe son las sorpresas. Pocos que se animen a esperar que dichas tendencias se reviertan luego de que existe muy poco espacio para que los clubes se “ajusten” de aquí al final del rol.

 

Claro está que siempre existen los planes de “desmantelamiento”, permitidos y promovidos en los años anteriores por quienes hoy ya no tienen el control de la liga.

 

NUMERALIA- El primer reporte que se tiene es que tras los primeros 24 juegos celebrados, el promedio de asistencia en los parques de pelota fue de 8573 aficionados, la duración de los juegos fue de 3 horas con 13 minutos, 12.75 carreras y 20.54 hits por juegos.

 

Indicadores nada halagadores sobre todo los dos últimos ya que indican, esencialmente, falta de pitcheo tanto como desequilibrios en la competencia.

 

Marcadores muy altos, muchos lanzadores en uso y choques que llegaron a ser muy desnivelados. Muy apegados a la costumbre de los primeros juego de la temporada, sí, como reveladores de lo que nada equipo carga en el morral.

 

¿Qué Leones limpió a Tigres? Nada que obligue a que Fernando Valenzuela deje Los Ángeles para ir de urgencia a Cancún. Los felinos son otros no por la ausencia de sus expeloteros sino por la ausencia de Roberto Borge y sus fajos de billetes (que no eran de él).

 

¿Qué Toros limpiaron a Vaqueros? El orden al bat de Tijuana es una falta de respeto, un “abuso”, así que ese será la tónica.

 

Desde el obligado exilio, Javier Duarte habrá visto como el Águila de Veracruz perdió serie ante los Guerreros en Oaxaca y uno de esos juegos ¡por blanqueada!. Eso y que lo atrapen se veían cosas imposibles de lograr.

 

¿Qué Generales y Bravos perdieron serie? Vayamos pensando en que al menos este año, eso se hará costumbre.

 

Normal que Monclova haya ganado serie en ciudad de México a los Diablos, a quienes les costará trabajo lidiar con el capricho de la “mexicanización”.

 

Así iniciaron, veremos en los meses por venir.

 

ENVIDIA- Mientras, inició también la acción en Grandes Ligas para prácticamente sellar el inicio del verano beisbolero. Sobresalió el juego Arizona-Gigantes en el cual Madison Bumgarner mostró su face “Babe Ruth style”, lanzando en gran nivel y bateando par de jonrones pero que al final su bullpen convirtió en algo anecdótico. Triunfo de los Diamondbacks.

 

La nota sin embargo es el debut de Miguel Díaz con los Padres de San Diego, el dominicano 689 que llega a la Gran Carpa. Casi siete centenas, reafirmando al país isleño como el máximo exportador de talento beisbolero a la Gran Carpa.

 

Lo de Díaz sirve para preguntar, ¿quién es el mexicano que sigue para debutar? ¿Ya está en al menos la doble A o apenas inició “carrera” en ligas infantiles?