RINCON BEISBOLERO
Por: José Carlos Campos

LEONES29 de Junio de 2018- Finalmente, y otra vez en apego a la lógica (por menos que esta haya sido), los Leones de Yucatán se alzaron como campeones del torneo de apertura de la Liga Mexicana de Beisbol, aka primera temporada de la LMB en 2018.

Los Leones superaron a los Sultanes en siete juegos, una buena serie final, que se apegó al script de que cada uno de los rivales ganara en casa, los triunfos todos fueron para los locales. Todo se definió al combinarse el ligeramente mejor pitcheo de Yucatán y la ofensiva de Monterrey que se hizo “chata” a la hora de salir de su estadio.

Luis Juárez, el exsultán, fue nombrado el Más Valioso de la serie final mientras que tal vez a Ricky Alvarez, el exleón, le ajuste lo del Chivo Expiatorio de esta serie titular.

Una serie, insistimos, buena, quedando lejos de coincidir con quienes buscan en el diccionario calificativos hasta el hartazgo.  Lejos de coincidir con términos como “épica”, que tal vez ese saco le quede grande a una serie final que sí, totalmente, fue lo mejor de un torneo de apertura que había caminado muy plano, con todo y ser “innovación”.

RALENTIZADO- Donde pensamos que la puerca tuerce el rabo es a la hora de checar la logística de la LMB. Los jugadores de los Leones y la afición del equipo ni tiempo tuvieron de celebrar porque en cuestión de horas recibían en el mismo estadio “Kukulkán” al pomposo Juego de Estrellas y ya en sábado, a un HomeRun Derby y al (lo que sea que sea) Doble Play Derby.

 

No dieron espacio para el “post” del campeonato, para que el club ganador saque debida raja del logro, lo mismo ante su fanaticada que ante patrocinadores y más importante aún, para que los peloteros festejaran merecidamente su conquista.

 

Para rematar, el torneo de clausura inicia el martes venidero.

 

Desde el punto de comunicacional, la LMB abrió diversas líneas de atención supuestamente mediáticas, todas presuntamente aprovechables, pero al encimar un evento sobre otro, creemos, saturaron el ambiente en días donde lo central está fuera del diamante.

 

Entre las elecciones y el juego de futbol del lunes, liquidadas las noticias beisboleras.

 

PAUSA- Sin embargo, lo interesante del fin de semana en Mérida será la junta de liga anunciada y que ya hemos dicho es ante todo, una especie de referéndum acerca de la caterva de innovaciones implementadas este año.

 

Se supone que la ocasión servirá para validar el esquema de dos torneos anuales, que seguramente será respaldado por los equipos calificados a playoffs luego de que hay un alto porcentaje de probabilidades de que los mismos que calificaron en el de apertura sean los mismos de clausura.

 

Ojala y que tal y como se dejó escuchar, el consenso incluya un sondeo entre aficionados y peloteros, que a estos últimos los escuchen y tengan peso lo que digan.

 

Pero aún más, que haya transparencia absoluta para dejar saber lo que se diga, sea a favor o en contra.

 

NEXT-  Mientras que la serie final se desarrollaba, el resto de los clubes se supone que estaban en un bizarro período de “pretemporada” con miras al torneo de clausura , como si no hubieran estado en actividad hace dos meses y fracción.

 

De lo anunciado, como se esperaba, nada que sorprenda o entusiasme, las mismas expectativas que se hicieron en Marzo y las mismas proyecciones para los competidores. Ni modo de no comprobar que como en las telenovelas, se llamaron a los mismos refuerzos, a las mismas caras, nada más cambiándole el color del uniforme.

 

¿Mejoró algún equipo con respecto a la primera temporada? ¿Alguno de ellos que se advierta “diferente”? Porque tal parece que la melodía seguirá en el mismo tono.