LOS PICKS PARA LA TEMPORADA 2017 DE MLB

Por: JJ Sánchez @JJSanchezB

 

Nats28 de Marzo de 2017- El próximo domingo dará inicio una temporada más de Grandes Ligas con muchas preguntas interesantes que estarán en la mesa, como ver si los Cachorros de Chicago pueden defender su título teniendo al equipo más talentoso de Ligas Mayores o ver si los Yankees de Nueva York con un equipo en reconstrucción, pero con gran talento, pueden ser el caballo negro del siguiente año o si los Mets son respetados por las lesiones y logran llegar a una tercera postemporada consecutiva por primera vez en la historia de la franquicia.

 

Esos y otros temas serán de especial importancia durante este año que inicia.

 

Como es una tradición, antes de la temporada se valora la calidad de un equipo tomando en cuenta ambos lados del diamante y se da un pronóstico acerca de los equipos. Por ello, mi colaboración de esta semana es realizar un breve pero conciso análisis de las novenas que estarán luchando por un lugar en la postemporada. A falta de seis días para el playball es tiempo suficiente para hablar de las seis divisiones del béisbol para concluir con un ejercicio a manera de miscelánea donde daré mis pronósticos individuales. Espero me acompañen toda esta semana.

 

Liga nacional: División este.

 

Esta división será una carrera parejera entre dos equipos, los Nacionales de Washington y los Mets de Nueva York.

 

1.Nacionales de Washington. Los primeros tienen el roster más completo de la división. Scherzer sigue siendo un lanzador élite que estará entre los mas importantes del año; Strasburg (ya sin límites de entradas) es una pieza clave como segundo abridor del equipo, la clave es ver si secpuede mantener sano ya que de ser así ese 1-2 resultará de mucho beneficio para la novena capitalina. Como tercera gran carta tienen al zurdo Gio González quién si bien no estuvo en su mejor año en 2016 puede dar innings de gran calidad y por último completan esta estupenda rotación Tanner Roak, quién lanzó para Estados Unidos en el clásico mundial destacando un brillante partido en la semifinal contra Japón, y Joe Ross.

 

En la ofensiva nombres como Bryce Harper, Adam Eaton, Daniel Murphy y Trea Turner son para abrir boca. Del que se proyecta sea el primer turno al sexto hay mucha calidad, resaltando obviamente el caso de Harper quién en los entrenamientos de primavera ha demostrado su poder y que viene con sed de revancha después de un año por debajo de su capacidad. También el caso de Daniel Murphy es de llamar la atención ya que es un pelotero que maduró tarde y que en 2016 dio la temporada más importante de su carrera al estar entre los líderes de porcentaje y mostrar poder al bat con más de 20 cuadrangulares. No hay que olvidar la adición de Adam Eaton para esta temporada que le va a dar velocidad en las bases y un buen chocador de bola, elementos muy importantes para el tipo de juego que se hace en Liga Nacional.

 

Defensivamente el caso de Turner y de Eaton son las armas más importantes destacando el primero que, con la llegada del segundo, volverá a su posición original de draft que es la de parador en corto donde mostró un guante exquisito en su paso por ligas menores.

 

Quizás el punto débil es el relevo que causa muchas dudas y máxime con la partida de Matt Melancon en la agencia libre, de hecho, no tienen como tal un cerrador. Se manejan varios nombres para ello, como el caso de Shawn Kelly (su mejor hombre del bullpen el año pasado con un porcentaje de 2.81), o el juvenil Glover que fue drafteado como cerrador y ha mostrado un importante progreso en menores aunque le costó trabajo adaptarse al equipo grande cuando tuvo su oportunidad el verano pasado.

 

2.Mets de Nueva York. Los Mets son el equipo con mejor rotación probablemente de toda la liga nacional. Comandados por Jacob deGrom y Noah Syndergaard, el equipo neoyorkino tiene brazos jóvenes y con mucha potencia que pueden dar salidas de sobrada calidad que inclusive los pueden llevar a ser considerados para un eventual Cy Young. El gran misterio este año es el caso de Matt Harvey que ha sido un pitcher muy castigado por las lesiones y que en el entrenamiento primaveral se ha visto con muchos problemas sobre todo de velocidad ya que de lanzar en promedio arriba de las 94 millas hace un par de temporadas, ahora difícilmente llega a las 93 algo que sin duda es un punto a considerar.

 

El otro gran brazo de la rotación es Steven Matz quién el año pasado regaló entradas estupendas durante el año y que estuvo bastante bien en los playoffs de 2015.

 

En la parte ofensiva resalta el cubano Yoennis Céspedes de quién se ha hablado mucho acerca del entrenamiento que realizó durante la pausa invernal para incrementar su masa muscular y vaya que dio resultado. El mismo jugador considera que puede pelear el MVP de la temporada pero para dar tal presagio se debe tener algo más que una musculatura de impresión. Pero no es la única bomba ofensiva del equipo del flush, también están Lucas Duda que tuvo muchas dudas el año pasado pero que tiene nivel importante para pegar 20 ó más cuadrangulares este año.

 

En la parte defensiva resalta el venezolano Asdrúbal Cabrera quién tomó un segundo aire el año anterior y fue el mago defensivo que algún día vivió a diario la afición de Cleveland sin dejar de lado su aporte a la ofensiva donde pegó 20 palos de cuatro estaciones. También resalta Curtis Granderson quién, a pesar de su veteranía sigue siendo un confiable patrullero central y un elemento fundamental en el orden al bat; finalmente Neil Walker quién llegó el año pasado de Pittsburgh y se esperaban cosas grandes de él y decepcionó; este año esperará tomar revancha y aportar buen guante a la defensiva y un pormedio por arriba de los .300 como nos tenía acostumbrados portando la franela filibustera.

 

El bullpen luce sólido con Jeurys Familia quién no desperdició ni una sola oportunidad de salvado el año pasado, a pesar de haber perdido 3 de los 4 juegos de la serie mundial de 2015; sin embargo, fuera de él los otros brazos de bullpen me dejan con dudas. El preparador es Adisson Reed quién tiene muy buen brazo pero en el momento clave tiende a dejar colgados los sliders que resultan en grandes cuadrangulares. El otro relevista corto es Fernando Salas quién buscará retomar el nivel que en 2015 lo llevó a ser un elemento muy bien valorado por los Angelinos pero que el año pasado tuvo muchas lesiones.

 

3. Marlines de Miami. Este año es para la novena de Florida, literalmente, “La vida después de José Fernandez” la pérdida del gran líder moral y del pitcheo del equipo es un golpe devastador para las aspiraciones de un club que venía creciendo de forma importante en las últimas temporadas y que le faltaba quizás un poco más de madurez de sus peloteros para convertirse en un real contendiente. Con la partida de Fernández todo esto se perdió ya que moralmente el equipo resultó afectado y en el diamante perdieron a su máximo referente del pitcheo. Será difícil ver a los Marlins hacer ruido este año.

 

En el pitcheo quedaron como máximos referentes el taiwanés Wei-Yin Chen, un abridor que tuvo muy buenos años con Baltimore, pero que las lesiones no lo dejaron en paz en su primer año como Marlin y que buscará revancha. La otra gran carta es la llegada de Edinson Vólquez quién proviene del equipo de Kansas City y de un año muy distinto a lo que fue su brillante 2015 donde fue pieza clave para el título del equipo de los Royals, los Marlins esperan que este lanzador deje por fin la intermitencia y sea una pieza importante para recuperar un poco lo que fueron los números del finado Fernández. En la parte media de la rotación están dos brazos potentes pero que han fallado en el control de sus lanzamientos, me refiero a Adam Conley y a Tom Koehler quienes deberán ser mucho más constantes para hablar de una buena rotación.

 

En el bullpen destaca la labor de A.J. Ramos quién desde el año anterior tomó el rol de cerrador y lo hizo bastante bien siendo un elemento confiable para la novena entrada, aunque no lo podemos considerar dentro de la élite de relevistas. También destacan el japonés Tazawa quién sale de Boston y le puede dar ese brazo zurdo que siempre es necesario para relevo situacional y el veterano Brad Ziegler quien terminó la temporada 2016 como el cerrador de los Diamondbacks de Arizona y que le dará solidez al grupo de relevo.

 

Ofensivamente es donde más destaca el equipo, con la figura central de Giancarlo Stanton quién deberá cargar con el peso más importante de la ofensiva; con él estará el bateo de porcentaje de Christian Yelich quien tuvo un 2015 muy bueno y que en su segundo año completo bajó notablemente su desempeño algo normal para segundo año; además del bateo oportuno de Martín Prado y la gran incógnita del equipo, Dee Gordon quién en 2015 fue líder indiscutible de robos de base y tuvo una temporada de ensueño, antes de dar positivo por PED’s.  

 

Una de las características más relevantes del equipo es la velocidad en las colchonetas con Dee Gordon como figura principal, sin olvidar el aporte de Adeiny Hechevarría, Yelich y Marcell Ozuna. Además defensivamente es de destacar el guante de Hecheverría, del propio Gordon y de Ichiro quién a pesar de su veteranía tuvo un 2016 bastante productivo.

 

4. Bravos de Atlanta. El equipo de Bravos es el equipo con menos talento de la división, pero la motivación de inaugurar parque puede llevarlos a hacer una temporada aceptable.

 

Transformaron la rotación de abridores con la llegada de brazos veteranos como Bartolo Colón, R.A. Dickey  y Jaime García de quienes se espera que sean los mentores de brazos de una granja muy rica en talento y que paulatinamente irán tomando el lugar de este pie veterano. El staff tiene como figura principal a Julio Teherán de quién se dijo que podía ser cambiado pero se mantuvo en el equipo a pesar de ser uno de los lanzadores con menos soporte ofensivo de las Grandes Ligas. El bullpen posee brazos jóvenes liderados por el cerrador Jim Johnson quién después de ser un cerrador hermético en sus años en Baltimore pasó por temporadas difíciles en los últimos tiempos hasta tomar un segundo aire el año pasado en los Bravos ante la salida de Craig Kimbrel a Boston.

 

Ofensivamente destaca el aporte de Fredy Freeman quién será el referente ofensivo del cuadro con el recién llegado Brandon Phillips quién sale de Cincinnati después de años de no sentirse a gusto. La ofensiva estará apoyada con muy buenos bates en los jardines con figuras de la talla de Matt Kemp, Ender Inciarte y Nick Markakis quienes darán sostén ofensivo al equipo a pesar de no tener tan buena defensiva. En general es un equipo con buen pie veterano, pero su misión está en cobijar a los jóvenes más que en buscar muchas victorias en 2017.

 

5. Phillies de Filadelfia. Es un caso especial. Un equipo con bastante talento joven en el pitcheo y que, por fin, pudo deshacerse de todas las pésimas inversiones que  hicieron durante tantos años. Los vientos soplan a favor de esta escuadra, ya hay talento de granjas y hay chequera abierta para esperar a la gran generación de agentes libres del 2018.

 

El punto fuerte es el pitcheo, con dos de los brazos jóvenes más importantes de la liga: Jared Eickhoff y Vince Velásquez quienes son el futuro de la organización junto con Aaron Nola quien era llamado a ser el as del pitcheo de los años venideros sin embargo ha ido decayendo en su nivel y hoy está por detrás de los dos anteriores. El pie veterano de la rotación lo conforman Jeremy Hellickson quien tuvo un 2016 muy por encima de lo esperado y que puede ser una buena moneda de cambio en agosto para seguir enriqueciendo a la granja y, por otro lado, el recién llegado Clay Buchholz quien sale de Boston después de años muy difíciles donde no dio el ancho y se espera que en Filadelfia pueda mostrar su verdadero nivel.

 

En el bullpen hay una mezcla interesante de lanzadores jóvenes y veteranos que le dan bastante profundidad a esta unidad. Tenemos desde el Pat Neshek y su bola submarina o el control de Joaquín Benoit hasta el fuego de 100 millas de Héctor Neris o del venezolano Edubray Ramos quién tuvo un muy buen cierre de año. Todo ellos serán los encargados de llevar a buen puerto el juego para que sea Jeanmar Gómez el encargado de cerrar quién, a pesar de las inconsistencias pudo salvar la nada despreciable cifra de 37 juegos el año anterior.

 

En la ofensiva el equipo luce muy limitado, no por nada terminaron en último lugar en carreras anotadas. Destacan dos jugadores: el caso del jardinero central Obdubel Herrera quién poco a poco se ha convertido en un pelotero de cinco herramientas y en quién descansa el futuro de la organización a la ofensiva. El otro caso importante es el de Maikel Franco, jugador muy prometedor que de mejorar a la defensiva y ser más constante a la ofensiva resultará una figuracde enormes proporciones. Fuera de ellos no hay tanto talento, quizás el aporte de Michael Saunders que proviene de Seattle con números interesantes aunque nunca despegó como debiera o Fredy Galvis quién se destaca por su guante.