PRONÓSTICOS DE MLB PARA LA TEMPORADA 2017

Por: JJ Sánchez      @JJSanchezB

 

cubs431 de Marzo de 2018- El lunes iniciamos el recuento de la división este de la liga nacional donde los Nacionales de Washington fueron mis favoritos para obtener el banderín divisional, a pesar de tener una seria y cercana competencia con los Mets. Contrario a  esta competitividad, la central de la nacional tiene claramente un favorito que está muy por encima de los otros contendientes: el actual campeón los Cachorros de Chicago.

 

1.Cachorros de Chicago. La maldición de la cabra ha muerto y los cachorros son los actuales campeones de las Grandes Ligas. El equipo tuvo dos bajas muy sensibles con la partida de Dexter Fowler y Aroldis Chapman; no obstante el equipo luce completo y con ganas de más.

 

La rotación es muy sólida, comandada por Jon Lester quién sigue siendo un brazo muy efectivo a pesar de la cantidad de bases robadas que recibe y habrá que ver cómo se adapta este año a su compañero de batería, Wilson Contreras, después del retiro de su receptor personal durante prácticamente toda su carrera, David Ross. El segundo brazo de esta rotación es Jake Arrieta quién tuvo una campaña aceptable pero no al nivel que le vimos en 2015, aunque eso no quiere decir que venga su declive, de hecho esta campaña será fundamental para este lanzador ya que el próximo invierno será agente libre y querrá tener un contrato por varios años más garantizado. Eñ tercer brazo es el joven Hendricks quién tuvo una salida espléndida en la serie mundial y si logra mantenerse en la rotación todo el año será un tercer brazo formidable para la tropa del mánager Joe Maddon.

 

Completan la rotación el veterano John Lackey quién a pesar de los años sigue siendo un caballo que devora innings y la gran sorpresa de la primavera, el lanzador Brett Anderson quién llevaba varios años batallando con lesiones e intentará este 2017 mostrar el talento que lo llevó a ser el pitcher número 1 en la organización de los Atléticos de Oakland.

 

En el bullpen las cosas lucen muy distintas con la salida de Chapman; para ocupar su lugar llegó el ex taponero de los Royals Wade Davis quién tuvo un 2016 terrible entre lesiones y una notable baja en la calidad de sus pitcheos; aún así Maddon confía en que volverá al nivel que lo puso entre uno de los mejores relevistas de la liga en 2015. Y deberá ser así ya que el equipo dio a cambio a una de sus estrellas jóvenes de buen impacto: Jorge Soler. El resto del bullpen es bastante sólido con el lanzallamas Héctor Rondón quién tiene experiencia como cerrador y el aporte de Justin Grimm, Carl Edwards Jr. y el recién llegado de Boston Uehara.

 

Ofensivamente el equipo no tiene desperdicio. Del primer bateador al último hay talento de sobra. La partida de Fowler del jardín central  le dará partidos al ex cardenal de San Luis Jon Jay quién ha venido a la baja en los últimos años pero que a la defensiva sigue siendo efectivo. En el izquierdo tienen, desde mi punto de vista, la mejor adición para el equipo con el regreso de Schwarber quién es un tremendo bateador a pesar de las dificultades que tiene para fildear en el izquierdo; es tal su talento que Maddon prefiere un jardinero que cubre muy poco terreno para tener todos los días ese grandioso bat. En el derecho estará el millonario Jayson Heyward quién dejó muchísimo qué desear en su primera temporada en Chicago y que deberá demostrar por qué se le extendió un contrato tan importante el año pasado. El infield luce portentoso: en segunda Ben Zobrist, gran pelotero con buen porcentaje para embasarse, en el short Adisson Russel un estupendo guante con buen bateo, en primera Anthony Rizzo una estrella en toda la extensión de la palabra y del otro lado del cuadro el MVP reinante Kris Bryan, una de las figuras jóvenes más importantes de toda la liga. En la receptoría quizás no tengan tanta fortaleza pero están cubiertos adecuadamente con Wellington Castillo y Miguel Montero.

 

Los Cachorros son un equipo completo, con muy pocos peros y listos para repetir el campeonato del año anterior.

 

2.Cardenales de San Luis. San Luis es un equipo sólido, pero no lo suficiente para llamarlos contendientes y no solo eso, cada año van perdiendo esa solidez que los ha caracterizado debido a que no ha existido esta renovación generacional necesaria en todos los equipos.

 

La rotación tiene al dominicano Carlos Martínez como arma principal. es un joven que tiene un brazo privilegiado y que está llamado a ser el as de la rotación por muchos años. En contraparte Adam Wainwright es el pie veterano de la rotación quien, a pesar de seguir en buen nivel, cada vez le cuesta más trabajo mantenerse sano. Lo que resta de la rotación es una incógnita.michael Wacha es un pitcher muy intermitente, puede dar juegos que hacen pensar en que retomará el nivel de 2013 y otros sencillamente terribles. Caso similar al de Lance Lynn quién ha estado lesionado y no ha podido consolidarse como un abridor de jerarquía a pesar de tener talento. Quién lució bien el año pasado y que puede tener su año de consolidación es Mike Leake quién será el tercer abridor del equipo cardenal.

 

El bullpen es una gran interrogación. El año pasado le costó mucho cerrar juegos al estelar Trevor Rosenthal quién terminó pasando mucho tiempo en la lista de lesionados, y tomó su lugar el asiático Oh quién tuvo un buen desempeño, ellos serán las armas más importantes del bullpen junto con el veterano Jonathan Broxton.

 

Ofensivamente el equipo crecerá con la llegada de Dexter Fowler al central y la consolidación de Steve Piscotty en el derecho, pero eso no es suficiente como para llamarlos una muy buena ofensiva. El receptor Yadier Molina seguirá siendo pieza fundamental en el equipo pero paulatinamente vendrá su declive, sobre todo a la ofensiva, aspecto del que ya dio muestra el año pasado. Matt Adams, Matt Carpenter y Jhonny Peralta son elementos muy veteranos que aún tienen poder en las muñecas, pero cada vez les cuesta más embasarse.  La duda más grande es ver quién se quedará con el puesto de segunda base, Kolten Wong ha bajado mucho su juego y Jed Gyorko parece retomar el gran nivel que lo llevó a ser referente en San Diego; habrá que ver en lo que concluye esto.

 

3. Piratas de Pittsburgh. Los bucaneros tendrán una  última oportunidad para que esta gran generación pueda llegar a postemporada, desafortunadamente luce poco probable tal situación. El cuerpo de pitcheo luce muy flaco, destacan el soberbio brazo de Gerrit Cole, un as en toda la extensión de la palabra y el notable regreso de Iván Nova que desde su llegada a Pittsburgh fue un tiro, algo que siempre se quiso ver en Nueva York y que desafortunadamente no se dio. El bullpen luce poco sólido, destacando el cerrador Tony Watson quién lo hizo bastante bien cuando Mike Melancon fue cambiado a Washington.

 

Ofensivamente la gran pregunta de este año para los piratas es, sin duda alguna, si Andrew McCutchen volverá al nivel acostumbrado después de un terrible 2016 que fue tan malo que no pudieron cambiarlo en invierno por peloteros de buen calibre. Habrá que ver… Los otros compañeros de jardín son el punto fuerte de la alineación. Starling Marte cada vez es un mejor pelotero con poder y velocidad, también destaca Gregory Polanco en la parte alta del line up. Completa el cuadro de jugadores relevantes Josh Harrison un tremendo segunda base que juega con mucha energía y el caso de David Freeze quién no termina por cuajar como un peloteo de élite.

 

4. Cerveceros de Milwaukee. Un equipo muy a la baja en general. Poco pitcheo y una ofensiva muy joven  donde el pie veterano  solo es Ryan Braun. La rotación es joven destacan Junior Guerra que tuvo un espléndido 2016, Zach Davies que deberá ser mucho más consistente para asentarse como parte importante de la rotación. El veterano es Matt Garza que desde su salida de Tampa Bay no ha sido el gran pitcher que acostumbraba ser. El bullpen tiene como nombres relevantes a Carlos Torres y a Neftalí Feliz, aunque el último no ha sido garantía de efectividad desde hace tiempo.

 

Ofensivamente son peloteros que apenas tienen sus primeros turnos y por ello será una teporada difícil. Destacan Jonathan Villar quién dejó Houston y se convirtió en un referente de los Cerveceros. El otro gran referente es el veterano Ryan Braun que sigue siendo un bat muy importante en el esquema. Dentro de los jóvenes destacan Orlando Arcia y Domingo Santana, dos peloteros muy talentosos que en unos años más serán referentes de este equipo.

 

5. Rojos de Cincinnati. Un equipo con jugadores veteranos que permanecen en el equipo por lo difícil que resulta ser cambiarlos al tener contratos onerosos y jóvenes que buscan un lugar pero que no se ven lo suficientemente talentosos para hablar de un futuro promisorio.

 

La rotación está comandada por Scott Feldman quién ya tiene sus mejores años atrás pero que es la gran apuesta de los Rojos; también está Brandon Finnegan, quién posee un brazo muy talentoso, pero aún le falta consolidarse. El bullpen tiene como cerrador a Tony Cingrani que salvó 17 juegos el año pasado a pesar de recibir muchas carreras.

 

Ofensivamente el equipo tiene jugadores veteranos que han decaído en su rendimiento como Zach Cozart en las paradas cortas y Devin Mesoraco en la receptoría. Por otro lado, tienen a un jugador que cayó bien en el equipo como  Eugenio Suárez que tiene un buen desempeño como tercera base y también al líder de estafas en la liga Billy Hamilton quién roba mucho pero se embasa muy poco. Y el gran referente es Joey Votto que si logra evadir la lista de lesiones dará números interesantes en virtud de su incuestionable talento. Será un año muy largo para Cincinnati y lo más alarmante es que no se ve final a este tobogán.